Protección auditiva para el agua

Cuando comienza la temporada de verano empiezan los baños en las piscinas y las vacaciones junto al mar. No pensamos hasta entonces en lo importante que es cuidar de nuestros oídos para evitar infecciones y molestias especialmente para las personas que las han padecido en veranos anteriores.

 Antes de nada, reconoceremos cuál es la necesidad de cada uno de los pacientes ya que, dependiendo de la misma, deberemos recomendar un tapón u otro tipo de protección.

Por este motivo, es importante que el paciente acuda a un profesional del sector audiológico que le oriente sobre qué tipo de molde, tapón o protección auditiva, será la más adecuada en su caso. Una vez seleccionado el tipo de protección, se realizarán unas protecciones totalmente a la medida del oído.

Para mantener nuestros oídos totalmente secos se recomienda el uso de los tapones a medida acompañados de bandas de neopreno, cuya doble función va a ser aislar a los oídos del agua y proteger los tapones de baño evitando que se caigan (sobre todo en el caso de los niños). Estas bandas no solo las podemos usar en verano, sino que son también ideales para el invierno, ya que su material (neopreno de alta densidad) aísla del frío, siendo muy indicado para deportes u ocio en la nieve. Las bandas de neopreno se comercializan según tallas y existe una gran variedad de colores. Es aconsejable que se opte por las de calidad garantizada y huir de imitaciones. Tanto los tapones de baño como las bandas de neopreno deben mantenerse siempre limpias y secas, por lo que es importante su lavado y secado después de cada uso.

Para facilitar la higiene de cualquier tipo de prótesis o protector auditivo, es aconsejable la utilización de materiales de fácil limpieza y conservación.

Otra recomendación útil para los tapones es que floten y que sean de colores llamativos, fácilmente visibles en entornos acuáticos. Así, si por cualquier circunstancia se cayeran al agua, se podrían recuperar de forma sencilla sin necesidad de bucear.

El riesgo más común al que nos exponemos por no usar protección auditiva es la infección y algunos de los síntomas son: Dolor cuando se tira de la oreja o se ejerce presión en la parte del oído externo que sobresale frente al canal auditivo (trago), picazón dentro del oído, secreción proveniente del oído, enrojecimiento e inflamación en el oído.

No dejes que nada arruine tus ansiadas vacaciones estivales, y acude a tu centro auditivo para pedir tus moldes de baño.

 

Los auriculares de botón son perjudiciales para la audición

Se puede llegar a perder hasta un 90% de las fibras nerviosas de la cóclea por el uso frecuente de auriculares de botón, según indica un estudio

 

Los auriculares de botón, incluso si se usan con un volumen moderado, pueden causar un daño permanente en la capacidad auditiva.

Investigadores del Laboratorio Eaton Peabody de la Escuela de Medicina de Harvard, en Estados Unidos, han descubierto que se puede perder hasta un 90% de las fibras nerviosas de la cóclea sin que se pierda la capacidad de detectar los sonidos en entornos silenciosos, sin embargo, si existe ruido de fondo, la capacidad auditiva disminuye considerablemente. Es decir, las células ciliadas del oído interno pueden estar perfectamente sanas, pero la audición merma porque se ha producido un daño en la sinapsis o impulso nervioso neuronal.

Daño de los nervios auditivos

Los auriculares de botón generan ondas sonoras dañinas de gran intensidad directamente en la cóclea, incluso a volúmenes moderados. Hasta la fecha, no existe un tratamiento para reparar los daños de los nervios cocleares, por tanto, los investigadores recomiendan encarecidamente precaución en su uso.

“Las fibras nerviosas no se pueden conectar de nuevo”, explica Charles Liberman, director del Laboratorio Eaton Peaboy y jefe del estudio. “Dejan de reaccionar ante los sonidos, y al cabo de unos meses o años, el resto de la neurona desaparece”.

Pérdida de audición oculta

Durante décadas, los científicos han investigado casi exclusivamente el comportamiento de las células ciliadas como indicadores de la pérdida de audición. Ahora, un estudio publicado por la Sociedad Americana de Acústica ha descubierto que existe también una “pérdida de audición oculta”, aportando un nuevo enfoque para proteger la audición.

Las ondas sonoras viajan a través del oído medio a la cóclea situada en el oído interno, donde se estimulan las células ciliadas. El órgano de Corti, dentro de la cóclea, transforma entonces el movimiento físico de las células ciliadas en impulsos eléctricos que llegan al cerebro. Es en esta parte del proceso donde residen los nuevos hallazgos.

Regla de oro 60 x 60

Para reducir el riesgo de padecer una discapacidad auditiva, se recomienda utilizar cascos en lugar de auriculares de botón. Estos proporcionan un sonido más natural y atenúan la entrada directa del sonido al oído interno.

Asimismo, los expertos sugieren no olvidar la regla de oro 60 por 60: no subir el volumen más de un 60 por ciento ni escucharlo durante más de 60 minutos.

Trabajos ruidosos y pérdida de audición

¿Qué actividades o trabajos producen ruidos intensos?

En la lista se incluyen

  • Obreros de la construcción.
  • Músicos, DJs, equipo de sonido y camareros de discotecas. 
  • Mensajeros y repartidores motorizados. 
  • Profesores de guardería. 
  • Peluqueros/as.

Trabajar en un entorno ruidoso durante un tiempo prolongado aumenta el riesgo de padecer dificultades auditivas asi como acúfenos, según demuestra un estudio independiente en Gran Bretaña, entre 12.907 hombres y mujeres británicos de 34 consultorios médicos y de las fuerzas armadas.

En el grupo de hombres que había trabajado más de 10 años en un lugar ruidoso, los problemas auditivos graves eran 4 veces más que entre los sujetos que nunca habían trabajado en un entorno ruidoso. Las mujeres que habían estado expuestas durante más de 10 años a ruido en el trabajo, eran 3 veces más propensas a padecer problemas auditivos que las mujeres en trabajos sin ruido.

El hombre es más propenso a desarrollar una pérdida auditiva debido al ruido que las mujeres según fuentes de estudios realizados en el año 2009 en Estados Unidos. En particular los hombres de raza caucásica casados son los que tienen mayor riesgo.

Más hombres que mujeres realizan trabajos ruidosos

Estos resultados obtenidos se ven relacionados con el hecho de que hay mayor número de hombres que de mujeres que se han visto expuestos durante un periodo muy prolongado a niveles excesivos de ruido en sus trabajos. En comparación con solo el 3% de las mujeres que habían estado expuestas a ruidos fuertes en su entorno laboral, frente a l 16% de hombres.

El acúfeno también está directamente relacionado con la exposición al ruido en los trabajos. Los resultados desvelaron que cerca de un 14% de los hombre experimentaba esta afección, escuchaban pitidos o zumbidos internos en el oído mientras que los hombres que no se veían afectados por ruidos en su entorno de trabajo esta afección era 3 veces menor. En las mujeres con tan solo estar expuestas a estos ruidos de 1 a 5 años la incidencia de los acúfenos era casi 3 veces mayor.


Según el estudio tan solo 1 año basta para que el riesgo de padecer pérdida auditiva y/o acúfenos aumente exponencialmente entre los trabajadores expuestos a niveles de ruido fuerte en sus trabajos. Si la exposición a estos ruidos llega a 5 años las probabilidades de perder audición o padecer acúfenos se triplica en comparación con las personas con trabajos con poco ruido.

Como solución al problema de exposición a ruidos excesivos en el puesto de trabajo, lo ideal es usar protectores auditivos.

En Auditec trabajamos con uno de los mejores fabricantes de protectores auditivos a nivel nacional. Ofrecemos productos de protección auditiva profesionales y de alta calidad, ya sea en los lugares de trabajo de la industria o para músicos profesionales, para disparar, nadar o para viajar.

Pérdida de audición de alta frecuencia ¿Son útiles los audífonos?

Las personas con pérdida auditiva de alta frecuencia ven mermada su capacidad de entender las conversaciones.

 

¿Qué es una pérdida de audición de alta frecuencia?

 

Se trata de una pérdida auditiva que impide oír sonidos en frecuencias agudas, que son frecuencias de 2.000 Hz en adelante. Dentro de este tipo de frecuencias se encuentran sonidos como las voces femeninas, de niños, el canto de los pájaros o algunos fonemas como T, H, F O S, lo que dificulta bastante poder seguir una conversación con normalidad.

Las personas que padecen este tipo de pérdida auditiva tienen más dificultades para seguir conversaciones en entornos ruidosos, ya que, no tienen problemas para escuchar las frecuencias graves como el ruido de fondo.

Posibles causas

Este tipo de pérdida auditiva se conoce como Hipoacusia Neurosensorial en altas frecuencias o Presbiacusia, y suele darse por varios factores, como, por ejemplo:

  • La edad.
  • Exposición prolongada a ruidos muy fuertes.
  • Infecciones en el oído.
  • Enfermedades.
  • Factores genéticos.

Esta pérdida auditiva es causada normalmente por el daño sufrido en las células pilosas en el oído interno que reciben los sonidos y los convierte en señales que son transmitidas al cerebro por los nervios auditivos.

Tratamiento

La pérdida auditiva de alta frecuencia se identifica fácilmente realizando un test auditivo y se soluciona en la mayoría de los casos con una adaptación de audífonos.

Los audífonos digitales nos permiten realizar ajustes para que sean compatibles con cada tipo de pérdida auditiva, incluida la pérdida auditiva en altas frecuencias o prebiacusia.

¿Cómo saber si padezco una pérdida auditiva?

Los problemas auditivos suelen aparecer progresivamente o a veces aparecen sin avisar, en ambos casos saber identificar los principales síntomas y reaccionar lo antes posible es clave para que la pérdida auditiva no nos afecte negativamente a nuestra vida familiar, social y profesional

Algunos de los síntomas de pérdida auditiva más comunes y fáciles de reconocer, son:

 

-          Necesidad de que nos repitan constantemente parte de la conversación. Esto suele ocurrir en la mayoría de los casos, cuando nos encontramos en un entorno ruidoso o en                  conversaciones grupales.

-          Escuchar la radio o la televisión a volúmenes muy altos. Los convivientes con personas que tienen pérdida auditiva siempre se quejan en especial de este punto.

-          Mucha dificultad para mantener una conversación telefónica.

-          Nos cuesta concentrarnos mucho mas además de olvidos y falta de productividad en el trabajo.

-          Nuestra capacidad de reacción y alerta ante un peligro se ve bastante menguada.

-          Estamos más predispuestos al aislamiento social, evitamos las reuniones y nos sentimos más depresivos, irascibles y frustrados.

Aunque puede sonar increíble en los tiempos que vivimos aun planea una sensación de estigma social y vergüenza en el hecho de reconocer que padecemos pérdida auditiva.

Muchas personas por vergüenza o por que se niegan a aceptar el problema de audición no ponen ningún tipo de remedio a esta condición degenerativa que afecta negativamente a nuestra vida y nuestra salud de manera directa.

Por esta razón es crucial detectar el problema y buscar una solución efectiva, que la mayoría de casos son los audífonos.

6 motivos para usa audífonos

  1. Mejoraran nuestras relaciones familiares y sociales y por ende no tenderemos a estar aislados, depresivos o irascibles.

  2. Los audífonos cada vez son más pequeños y sofisticados, con un diseño discreto y con gama de colores a elegir.

  3. Los audífonos cada vez cuentan con una tecnología más vanguardista, con conectividad directa a nuestro Smartphone para controlar volumen y cambios de programa directamente, poder contestar llamadas o la radio.

  4. Las probabilidades de poder adaptarse a utilizar unos audífonos son mayores cuanto antes se dé el paso de visitar un centro auditivo.

  5. Con la utilización de audífonos mejoramos nuestra comprensión en entornos ruidosos o conversaciones grupales.

  6. Nos aportarán sensación de seguridad al conocer lo que pasa a nuestro alrededor

EN BUSCA DE LA FELICIDAD: OIR BIEN

Cuidar de nuestra audición es imprescindible para tener una vida más activa y feliz. Perder audición nos lleva a vivir en un mundo más callado y silencioso e irremediablemente seremos más propensos a aislarnos y a sufrir depresión.

 

Al preguntarnos cuál es la causa de nuestra felicidad pocos de nosotros responderemos: oír bien.

Si nos paramos a pensar, las relaciones con nuestros seres queridos, conversaciones divertidas con amigos, sentirse animado para compartir eventos con ellos, escuchar música relajante o ir al cine, son cosas que nos hacen felices, pero que, si nuestra audición falla no podemos disfrutar de la misma manera. Es cuando empezamos a sentirnos incomodos o incluso evitamos estos momentos, quedando poco a poco apartados de nuestro entorno y privándonos de aquellos instantes que tanta felicidad nos dan.

Diversos estudios demuestran la conexión directa con la pérdida auditiva no tratada y los problemas de salud mental, por ejemplo, depresión o ansiedad.

Cuando realmente somos conscientes de que padecemos algún problema auditivo que nos impide escuchar correctamente, apreciamos más si cabe cuán importante es oír bien en una sociedad repleta de estímulos sonoros.

Sin embargo, es muy común que las personas que padezcan pérdida auditiva no lo quieran aceptar, siendo motivo de vergüenza, escondiendo su problema. Estas personas a menudo escuchan, pero no entienden y eso deriva en su gran mayoría en aislamiento social y frustración, desarrollando un carácter agrio o desagradable a modo de defensa ante ese problema de audición sin tratar.

 

Afortunadamente, existen muchas maneras de ayudar a las personas que padecen pérdida de audición. Aunque en muy pocos casos se pueda mejorar esta situación a través de medicación o una intervención quirúrgica, la mayoría de pacientes mejoran sustancialmente y revierten esta situación mediante la adaptación de audífonos.

Cuando finalmente nuestros pacientes son conscientes de las repercusiones negativas de una pérdida auditiva sin tratar, y dan el paso de visitarnos, ya han solucionado gran parte del problema.

En nuestro gabinete, el audio protesista nos realizará una prueba completa de audición la cual nos desvelará cuales son las posibles soluciones. Hay tantas perdidas auditivas distintas como personas, según los resultados, presentará varias soluciones y nos explicará cada una con todo detalle hasta realizar la elección de la más apropiada según el caso y nuestras expectativas en cuanto a tecnología, estética y necesidades futuras.

El primer paso para ser feliz es reconocer el problema y dejarse ayudar por un equipo humano, profesional y con experiencia.